pictogramme de fermeture
facebook twitter instagram

El servicio Vélib’

Todo lo que tiene que saber de las nuevas Vélib’ en unos minutos

Bicicletas eléctricas que acortan distancias

El objetivo del servicio Vélib’ Métropole es promover el desarrollo de nuevas soluciones de movilidad en el territorio de Île-de-France, como complemento de la oferta de transporte existente.

Gracias a un 30 % de bicicletas eléctricas, se simplifican los desplazamientos: los usuarios de Vélib’ pueden acortar distancias y subir cuestas sin esfuerzo. Con una autonomía de 50 km y una velocidad máxima de 25 km/h, estas bicicletas eléctricas son una verdadera alternativa al uso de un vehículo particular contaminante.

En función del uso, podrá ir aumentándose progresivamente el número de estas bicicletas eléctricas. Esa es una de las grandes apuestas de las nuevas Vélib’: una bicicleta mecánica puede transformarse en una eléctrica tras menos de 30 minutos en el taller.

Bicicletas inteligentes y conectadas que simplifican los desplazamientos

La bicicleta eléctrica es tan solo una de las innovaciones tecnológicas de las nuevas Vélib’. Todas las bicicletas incorporan además una V-Box con información para el usuario, y un refuerzo de seguridad en la horquilla del candado.

La V-Box

La V-Box es un dispositivo electrónico encastrado en el manillar, que permite acceder a la bicicleta de forma directa y rápida. Se trata de una unidad con batería autónoma que se recarga con la dinamo y que se comunica con la estación a través de un emisor/receptor de radio, lo que permite enviar datos a los sistemas informáticos del servicio Vélib'.

La horquilla del candado

La horquilla del candado es un sistema de seguridad patentado. Se controla a través de la V-Box y permite proteger la bicicleta de dos maneras complementarias.

Las estaciones: el corazón del autoservicio de bicicletas

Un ecosistema generador de valores y de empleo en Francia

En el marco del lanzamiento del servicio Vélib’ Métropole, Smovengo ha movilizado una red de más de 100 subcontratistas, en su mayoría franceses. Cerca del 80 % del valor añadido de la fabricación y el montaje de las bicicletas se localiza en Francia.